Nuestra protagonista es toda una madura ninfómana que le gusta provocar esas ganas de folleteo al própio abuelo de la familia, es decir a su suegro. Sabe que puede poner bien dura esa pedazo polla que calza y dejar a su marido en ascuas mientras hace sus tareas. Pedazo polvazo que echo con el abulete, y aunque algunos no os lo vais a creer seguro que está mucho más en forma que su marido.